Los 3 errores básicos en analítica web y cómo resolverlos

En nuestros cursos presenciales de marketing online tenemos la oportunidad de conocer a emprendedores/as y pequeños empresarios/as que quieren tener una web que les genere más leads, ventas, etc. No obstante, no tienen ni la menor idea de cuántas visitas reciben, el porcentaje de rebote, conversión, etc.

Pues bien, como diría Peter Drucker, considerado como el padre de la gestión empresarial moderna:

Lo que no se puede medir, no se puede gestionar

En términos de marketing online, si no somos capaces de conocer con detalle determinados indicadores clave, no sabremos qué aspectos de nuestra web o de nuestra estrategia online deberemos potenciar o modificar para mejorar el rendimiento global. Hacerlo sin esta información sería como ir a ciegas por un laberinto lleno de trampas.

Pues bien, una vez que una emprendedora o pequeño empresario descubre la analítica web y comienza a utilizar una herramienta como Google Analytics, suele cometer en la mayoría de los casos los siguientes tres errores, que tienen fácil solución:

Error 1: No establecer objetivos

Establecer objetivos es fundamental y sin ellos todos los datos e informes que nos aporta Google Analytics no valen de nada. En la actualidad podemos crear cuatro tipos distintos de objetivos, que son:

  • URL de destino: el más útil en la mayoría de los casos, nos permite especificar un objetivo cuando un usuario visita una determinada página, como puede ser aquella en la que damos las gracias por haber enviado una consulta a través de un formulario, realizado una compra, etc.
  • Tiempo en el sitio: menos utilizados que los primeros, nos indican fácilmente el interés que muestran los usuarios en nuestros contenidos.
  • Páginas/Visita: como el anterior, pueden utilizarse para discriminar los rebotes y el interés en nuestra web. No obstante, con los segmentos avanzados podemos elaborar fácilmente informes con estos indicadores.
  • Evento: este tipo de objetivos es más avanzado y nos permite hacer seguimiento de eventos lanzados mediante javascript a partir de una interacción determinada del usuario. Así podemos detectar cuántos usuarios hacen clic en una determinada parte de la página, abandonan un formulario en un determinado campo, etc.

Error 2: Contabilizar tus propias visitas

La mayoría de nosotros visitamos casi a diario nuestra web, bien para introducir nuevos contenidos en el blog, gestionar los comentarios, o simplemente para revisarla. En algunos casos incluso tenemos empleados y/o colaboradores que también acceden frecuentemente, con la consiguiente alteración de los resultados que nos ofrece Google Analytics.

Hay que filtrar estas visitas de manera que los datos que tengamos sean lo más fiables posible. Para ello basta con seguir estos tres pasos:

  1. Averigua cuál es tu IP y la de aquellos usuarios que quieras filtrar
  2. En Google Analytics crea un nuevo perfil para tu web
  3. En el nuevo perfil, añade un filtro con las IP que quieras filtrar

A partir de ahora todo el tráfico procedente de la dirección IP indicada será filtrado y no contaminará las estadísticas de los usuarios que son nuestros clientes potenciales.

En el siguiente video se pueden ver los pasos necesarios para añadir un filtro con nuestra IP:

Error 3: No usar un segmento avanzado para filtrar el Branding

Una vez establecidos los objetivos de nuestra web en Google Analytics y hayamos empezado a analizarlos, probablemente veremos que muchos de los objetivos han sido generados a partir de usuarios que han buscado el nombre de nuestra empresa, marca o producto. Es decir, gente que ya nos conocía por algún medio, como una evento de networking en el que diste una tarjeta, una cuña en la radio, un anuncio en el periódico local, etc.

Ahora bien, ¿qué ocurre con aquellos que no nos conocen, pero que son nuestros potenciales clientes? Con los segmentos avanzados de Google Analytics se puede separar el tráfico general del que procede de búsquedas de nuestro nombre de empresa o marca.

Si el nombre de nuestra empresa o marca es sencillo, en nuestro caso sería "ideinternet", bastaría con crear un segmento avanzado filtrando por palabra clave "ideinternet" y fuente de tráfico directa. Si por el contrario es un nombre de empresa o marca más complejo, recomiendo leer este artículo para configurar un segmento avanzado.

Acerca del Autor

Julio Fraile   

Licenciado en Informática por la Universidad Europea de Madrid, Julio cuenta con más de 10 años de experiencia en desarrollo web y marketing online en sectores diversos como la banca, telecomunicaciones, automóvil y turismo. Ha desarrollado su carrera entre España, EE.UU. y Alemania. Actualmente reside en Marbella, donde ofrece servicios de consultoría en Marketing Online a Pymes y personas emprendedoras. Desde 2010 imparte formación en Marketing Online y es ponente habitual en charlas, congresos y seminarios.

Conoce nuestros cursos y talleresAprende esto y mucho más de forma práctica con nuestro Curso de Google Analytics

Entradas Relacionadas